Automatización de Procesos

Enterprise Resource Planning

En el mundo de hoy, las empresas que pretenden subsistir requieren de varios elementos, entre ellos, dinamismo, adaptabilidad y lo más importante: rentabilidad.

Una empresa que no es altamente rentable, está destinada a desaparecer.

Afortunadamente hoy tenemos al alcance de todos los sistemas de información, que de una forma muy simple, rápida y desde cualquier lugar del mundo nos permiten analizar los resultados, costos, operaciones, ventas, producción y todos los detalles de nuestra empresa, y también nos permiten tomar decisiones precisas en momentos adecuados para una situación y prevenir un futuro indeseable.

Un sistema de Gestión Empresarial o ERP será siempre un beneficio para cualquier empresa, no importando si la empresa es pequeña, grande, familiar, personal, asociación, sociedad, etcétera. Aquellos tiempos en que se pensaba que para tener un sistema avanzado de gestión empresarial se requerían recursos económicos y financieros muy fuertes, han quedado atrás; actualmente contamos con plataformas de software libre que son accesibles a todos y cada uno de nosotros.

Durante la implantación se irán definiendo todos los procesos en la empresa, el cambio fundamental va a consistir en que en todos ellos existirá un elemento común, el ERP. Es por ello que vamos a “aplanar” nuestra organización. Muchas de las gestiones de los responsables pueden ser ahora gestionadas por el ERP; por ejemplo, el responsable de existencias deberá definir la política en el ERP, y el ERP seguirá esa política facilitando que otras personas puedan efectuar la gestión de propuestas de compra sin su intervención. Ello va a permitir, que, de forma casi invisible, las personas responsables puedan recuperar tiempo para otras gestiones. También conlleva un mayor rigor y seguridad en todas las gestiones y operaciones.

El fenómeno de los ERP, es muy similar a lo que son los teléfonos celulares, hace unos 25 años, ¿quién necesitaba un teléfono celular?, hace 20 años, solo eran para quien tenía dinero de sobra y la voluntad de cargar un aparato de 2 kilos en el cinturón… hoy en día ¿puedes vivir sin uno?.

Una vez implementado, va a ser mucho más fácil obtener un certificado de calidad, puesto que los procesos básicos van a estar definidos.

Aun cuando no sea necesario tener un certificado de calidad, el saber que nuestros procesos cumplen con las normas de calidad, siempre dará una sensación grata a nuestros clientes y asociados, haciendo el negocio considerablemente más sustentable.

El ERP va a permitir afrontar con éxito la tendencia de reducción de plazos de entrega con gastos cada vez menores. Alguno de nuestros clientes, una vez implantado el ERP, ha podido incrementar en más del 30% la producción manteniendo los costes fijos, otras han logrado reducir los costos de operación en más de 40%.

Un ERP es también un recolector de datos, estos datos, con el tiempo, tienen un valor incalculable si se tratan adecuadamente. Pensemos, por ejemplo, en la información que nos pueden facilitar los tiempos de los operadores de planta. Al pasar el tiempo vamos a poder conocer con total exactitud cuánto tiempo se emplea en realizar cada operación de cada producto, ello nos va a permitir evaluar cuáles son las operaciones que nos están consumiendo más recursos y evaluar con certeza una hipotética inversión.

Como vamos a disponer de toda la información, podremos adoptar una actitud pro-activa y adelantarnos a las necesidades de materiales o capacidad productiva (horas hombre o máquina), controlar la sobreproducción, saber a detalle cuáles de nuestros clientes han reducido sus compras, cuáles las han incrementado, qué vendedores son más productivos, cuáles menos, tendremos la manera de saber cómo estará nuestra empresa dentro de 1 año, de 2 o de 10, sabremos con exactitud cuáles son los costos menos redituables, los productos menos vendidos, cuáles de tus vehículos gastan más combustible, entre miles de aspectos más. Definitivamente podremos determinar con absoluta certidumbre dónde estamos ganando y dónde estamos perdiendo dinero.

Un ERP es cambiar el “yo creo que” por un “estoy seguro que”.

No importa si eres un prestador de servicios, un pequeño restaurant o una cadena de restaurantes, eres dueño de un hotel o de varios, si tienes una tienda o una cadena de tiendas de cualquier producto, una empresa de servicios, una comercializadora, una distribuidora, una fábrica, un despacho, una consultoría, una empresa mediana, una PYME, o una gran empresa… Siempre hay un ERP para ti.

Existe una historia muy famosa que cuenta exactamente como un supermercado americano obtuvo un beneficio de millones de dólares por la información obtenida de su recientemente instalado sistema ERP. Con el almacenamiento de tanta información, los ejecutivos descubrieron que aproximadamente un 70% de los compradores de pañales eran hombres, y que generalmente quienes compraban pañales también compraban cerveza. Resultado: colocaron las cervezas al lado de los pañales, y las ventas (de ambos productos) aumentaron un 20%.

Esto demuestra que con el uso estratégico de la valiosa información brindada por un sistema ERP, la empresa puede alcanzar un gran aumento de ventas en poco tiempo.

Con los beneficios obtenidos a través de la explotación de la información, y otros importantes beneficios que un ERP genera, el sistema seguramente se pagará sólo.

Por eso, no pierdas tiempo, invierte en un sistema ERP y aumenta tus utilidades, vuélvete dinámico, adaptable, eficiente y altamente productivo. Global Business Solutions, tiene un plan adecuado para tus necesidades específicas y completamente acorde a tu presupuesto.

Solicita mas información aquí Dim lights